El asambleísta Ramos continúa luchando para que la universidad esté al alcance de los ‘Dreamers’

February 2, 2018

“Desde la fundación de nuestro país, Nueva York se ha mantenido como un testimonio de la inclusión, atrayendo a inmigrantes de cerca y lejos. La aprobación de la Ley de Fomento para el Progreso, Alivio y Educación para Menores Extranjeros de Nueva York (DREAM, por sus siglas en inglés) para proveerles a los hijos de inmigrantes un mayor acceso a la educación avanzada continúa edificando este legado (A.9605). Los niños que fueron traídos aquí cuando eran demasiado pequeños para tener una voz deben de tener las mismas oportunidades que sus compañeros.

“Independientemente de la opinión de cada quien sobre los adultos que deciden entrar a nuestro país sin documentos, en búsqueda de una vida mejor para sus familias, los niños no participan en esa decisión. Éste es el único hogar que conocen –son neoyorquinos, y representan el coraje y el esfuerzo del trabajo que hacen a nuestro estado diferente. No podemos darles la espalda cuando se gradúan de la escuela secundaria. No permitirles el acceso a los mismos programas de ayuda con la matrícula que a sus compañeros es cruel y de poca visión hacia el futuro. Estos niños tienen una función importante que desempeñar en el futuro de Nueva York y merecen tener todas las oportunidades para desarrollar todo su potencial”.